Paz Martínez Calvo – Abogada, Supervisora Asistencia Jurídica Telefónica en International SOS España

Desde la declaración de Estado de Alarma, se han ido aprobando diferentes Decretos Leyes para  intentar contrarrestar el impacto que el Covid 19 está teniendo en el ámbito económico y social.

En este artículo vamos a analizar las novedades que el Real Decreto Ley 15/2020, de 22 de abril, establece tanto en el ámbito laboral y en relación a la prestación por desempleo.

Una de las medidas aprobadas, con la finalidad de  garantizar la protección de los trabajadores y  atendiendo a las necesidades de conciliación de la vida laboral y familiar, es prorrogar el  carácter preferente del trabajo a distancia y del derecho de adaptación del horario y reducción de jornada por cuidado del cónyuge, pareja de hecho o familiares de segundo grado por consanguinidad hasta dos meses después de la vigencia del estado de alarma.

Este Decreto Ley, también establece la  posibilidad de que aquellas empresas que desarrollan actividades esenciales puedan acogerse a un ERTE en relación a la actividad que no esté afectada por este carácter esencial. Si necesitan más información sobre el ERTE les remitimos a los dos artículos publicados en nuestra página web: “Información sobre el ERTE durante la crisis del Covid 19” y “Cómo debe tramitar un Erte una Pyme”.

En cuanto a las novedades  relativas a la prestación por desempleo, se amplían los supuestos en los que los trabajadores tienen derecho a percibir una prestación.

Desde el 23 de abril, ¿quiénes tienen derecho a una prestación por desempleo?

  • Los trabajadores despedidos a partir del 9 de marzo por no superar el período de prueba, con independencia de la causa por la que se hubiese extinguido la relación laboral anterior.
  • Los trabajadores que hubieran comunicado a parte del 1 de marzo su baja voluntaria a la empresa por tener un compromiso firme de incorporación en otra y esta última, finalmente haya desistido de contratarles a consecuencia del Covid-19.
  • Los trabajadores fijos discontinuos y aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en ciertas fechas, que no hayan podido incorporarse a su actividad en la fecha prevista como consecuencia del Covid 19 o que, habiéndose incorporado a su actividad, esta se vea interrumpida antes de tiempo también a causa del Covid 19.

Estos trabajadores fijos discontinuos recibirán una prestación aún careciendo del periodo de cotización necesario para obtener la prestación por desempleo. La misma finalizará una vez que el trabajador se incorpore a su puesto de trabajo o transcurridos 90 días.

Si los trabajadores que no han podido incorporarse en la fecha prevista a causa del Covid 19 fueran beneficiarios de prestaciones por desempleo, no verán suspendido su derecho a la prestación o al subsidio que vinieran percibiendo,  con el límite máximo de los 90 días.

Si tiene cualquier duda concreta, le recomendamos realice consulta telefónica a un abogado.

Paz Martínez Calvo – Abogada, Supervisora Asistencia Jurídica Telefónica en International SOS España