Joana Daguro – Abogada y Coordinadora de Productos Digitales en International SOS España

 Ante la crisis sanitaria y la situación actual que estamos viviendo, muchas personas, que hasta la fecha no se habían planteado qué ocurriría con sus bienes tras su fallecimiento, ahora están valorando la posibilidad de otorgar testamento.

¿Por qué otorgar testamento?

A través del testamento, podemos disponer de forma general y hasta de forma detallada a quiénes queremos que se transmitan la  propiedad y titularidad de nuestros bienes, derechos y obligaciones.  El testador, siempre y cuando el testamento cumpla con los requisitos formales y materiales que exige nuestra actual legislación, podrá nombrar a su heredero o herederos, mejorar y reforzar los derechos de su cónyuge, de su pareja, de algún hijo con respecto a los otros, designar tutor de aquellas personas que tenga a su cargo, etc.

¿Podemos hacer testamento sin acudir al notario?

Estos días hemos oído hablar del testamento ológrafo y del testamento abierto en caso de epidemia. Son dos formas de dejar sus últimas voluntades sin necesidad de acudir al notario.

¿Qué es el testamento ológrafo?

El testamento ológrafo es aquél que está escrito por el propio testador. El artículo 688 del Código Civil español indica que únicamente podrá otorgarse por personas mayores de edad  y, que el documento tendrá que estar escrito y firmado por el testador, sin palabras tachadas, enmendadas o entre renglones.

Cuando se ha producido el fallecimiento, el testamento debe protocolarizarse en un plazo de cinco años y, una vez presentado ante el notario, éste deberá reconocer la autoría del testamento.

El artículo 701 del Código Civil establece la posibilidad, en los casos de epidemia, de otorgar testamento abierto sin la presencia de un notario, dejándolo por escrito o verbalmente ante tres testigos. No obstante, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los testigos no podrán ser los herederos, ni los legatarios constituidos en testamento, ni el cónyuge del testador ni sus parientes más cercanos hasta el cuarto grado de consanguinidad o afinidad, según el artículo 682 del Código Civil.
  • El testamento sólo tiene una validez de dos meses una vez cesada la epidemia. Por lo que si el testador falleciera pasado dicho plazo, su sucesión sería intestada (como si no hubiera otorgado testamento)
  • Ocurrido el fallecimiento, los herederos tienen tres meses para acudir al Notario con el fin que eleve el testamento (escrito o verbal) a escritura pública.

Además de cumplir con los anteriores requisitos formales, para que el testamento sea válido, la última voluntad debe respetar siempre las legítimas. La legítima es aquella parte de la herencia que, por nuestro ordenamiento jurídico, está reservada obligatoriamente a determinados herederos.

Hay que tener en cuenta que, el derecho sucesorio en España,  no se rige por una única legislación y se aplicará el derecho civil común o el derecho foral de la Comunidad Autónoma correspondiente en función de la vecindad civil del testador. Motivo por el que ni las cuantías de las legítimas ni los herederos de éstas no sean los mismos en el territorio nacional.

A fin de poder dejar un testamento completamente válido y con todas las garantías, desde International SOS, queremos recordar la importancia de asesorarse jurídicamente antes de otorgar testamento para  poder dejar tus últimas voluntades cumpliendo con todos los requisitos exigidos por ley para que, posteriormente, no pueda ser impugnado y declarado nulo.

Mediante nuestro Testamento online, podrás realizar el borrador de tu testamento sin desplazarte, paso por paso, con un proceso sencillo y de forma totalmente personalizada dado que nuestra herramienta tiene en cuenta la situación personal, familiar y el derecho sucesorio aplicable en función de su vecindad civil.

Tras realizarlo, éste será revisado por uno de nuestros abogados añadiendo la seguridad jurídica que supone.  Este testamento podrás enviárselo al notario para que, una vez concertada la cita previa, el notario ya tenga todo preparado para elevarlo a escritura pública cuando acudas a la notaría. Tu testamento tendrá todas las garantías para que no pueda ser impugnado en el futuro.

Joana Daguro – Abogada, Coordinadora de Productos Jurídicos en International SOS España